el origen

se pierde en la niebla del pasado

En 1129 aparece el primer miembro de la familia de Solms, Marquard von Solms quien era un testigo en la fundación del monasterio Schiffenberg cerca de Giessen.

Braunfels se menciona por primera vez en un documento el 3 de enero 1246 como “castellum brunenvelz” . El castillo ya pertenecía a los Condes de Solms, los cuales residían en la zona del valle del Lahn. La familia recibe su nombre gracias al pequeño río “Sulmissa” que desemboca en el Lahn.

Este río todavía fluye a través de Burgsolms, lugar dónde se encuentra el hogar ancestral de la familia. La familia había construido en Burgsolms un castillo rodeado de agua, del cual sin embargo, hoy en día no existen vestigios.

En Braunfels, en la parte superior del basalto en el sitio dónde hoy se localiza el castillo, sólo había una torre de vigilancia simple.